En Khon Kaen, Tailandia, una adorable y diminuta zarigüeya se recostó con los brazos abiertos mientras una persona  da un rico masaje, ¡parece que lo disfruta mucho!

videoPlayerId=69ee34895

De: laughingsquid