La dueña capta el momento divertido en que su perra se frustra al intentar alcanzar una pelota que queda en una silla mecedora. Cada vez que avanza para agarrarla, su pecho golpea contra la silla, haciéndola retroceder, y sacándola del alcance de la perra.

La Labradora, llamada Heidi, intenta repetidamente buscar la pelota, pero después de varios intentos fallidos, finalmente se aleja de la silla ladrando.

Cuando su dueña la alienta a seguir intentándolo, le pregunta si hay un “hombre invisible” que mueve la pelota cada vez que ella trata de buscarla.

Heidi parece entender a su dueña, e inmediatamente ladra al “hombre invisible”, como si acabara de descubrir su elaborado truco para mantener su pequeña bola naranja lejos de ella. Suena cada vez más molesta cuando ladra unas cuantas veces más antes de buscar ayuda de su dueña. 

La propietaria recoge la pelota con facilidad de la silla y se la arroja directamente a su boca. 

Te recomendamos:

videoPlayerId=32688e243

Ad will display in 09 seconds

Fuente: © Video Screenshot | Caters