Mientras este hombre daba un paseo un día por Penrith Lane en Newport News, Virginia, Estados Unidos, se tropezó con un cordero que se había metido en una situación vergonzosamente graciosa y que necesitaba ayuda.

Con su cabeza atrapada en una cerca que rodea la granja, era claro que este pequeño necesitaba que alguien le diera una mano.

Así que después de montar una cámara para grabar el rescate, Graham rápidamente se puso a trabajar.

videoPlayerId=d6db4ea54

Sujetando con firmeza las dos patas traseras del cordero, tira suavemente tratando de liberarlo de su desafortunado aprieto.

Solo un tirón más y el corderito, cuyo destino al principio parecía bastante sombrío, huye rápidamente hacia su preocupada madre, que había estado observando de cerca.

Te puede interesar:

videoPlayerId=1a73b7b2f