Cada pedazo de basura que un humano arroja al suelo resulta en el sufrimiento de un animal inocente, como es el caso del pájaro desventurado de este video.

videoPlayerId=9fe696fec

La persona que filma, su sobrino y su hermana ven a una Anhinga en problemas. Hay algo alrededor de su pico, y debido a ello, el ave no puede abrirlo. Tal vez estaba buscando comida y su pico quedó enredado.

Afortunadamente, estos humanos de buen corazón están aquí para ayudar.

Mira lo que sucede a continuación.

Te puede interesar:

videoPlayerId=2ce4a0447