El hombre de este video no es doble de películas profesional que se avienta de altos edificios, pero eso no le impide ofrecerse como voluntario para ser un proyectil de una catapulta.

Un árbol ha sido parcialmente desarraigado junto a un estanque, y un pequeño grupo de leñadores decide divertirse con él. Con las raíces todavía incrustadas en el suelo, los hombres han transformado el árbol en una catapulta.

Un hombre se ha ofrecido como voluntario para ser el proyectil y se sienta pacientemente para que los demás corten el tronco.

¿Han considerado cuán lejos volará el hombre o si aterrizará a salvo en el estanque? Probablemente no.

Mira el video para ver cuán lejos llega y compártelo con tu familia y amigos, seguro se reirán. 

De: JukinMedia.

Vea también:

videoPlayerId=55e96237c