En la historia a continuación verás lo que un hombre hizo para asegurar la supervivencia de él y sus seres queridos. Comenzó por cavar un gran agujero frente a su casa y tiempo más tarde asombraría a sus vecinos cuando se dieron cuenta lo que en realidad hacía.

Hay personas que ven la seguridad como un aspecto importante que amerita una atención especial, por lo que emplean sus recursos y creatividad en ideas que les garantice de algún modo la supervivencia y seguridad ante eventuales escenarios de peligro.

El hombre protagonista de la historia retiró suficiente tierra del agujero hasta que logró conseguir un espacio de grandes dimensiones, y lo que para los vecinos inicialmente se trataba de una piscina, iba adquiriendo otra forma y sentido diferente.

Luego consiguió un gran contenedor a través de Internet y terminó alojándolo al interior del área que había excavando. Para ello utilizó una grúa para instalarlo al interior procurando que las paredes del agujero sobrepasaban unos 60 cm la altura del contenedor.

Vertió una capa de grava menor que serviría como soporte del contenedor, luego instaló unas escaleras que se comunicaran entre la superficie y la planta baja y después pasó a colocar unas grandes vigas para instalar un techo.

¿Quieres saber qué fue lo que terminó construyendo este hombre y para qué?

Mira entonces el vídeo a continuación y conoce la asombrosa respuesta.

videoPlayerId=3d528eec6