Los conductores de autobús de las grades ciudades están acostumbrados a ver todo tipo de cosas extrañas que suceden en la calle y en el autobús. También se convierten en un expertos en detectar cosas que no son normales.

Jeannie Mitchell es conductora de autobuses para el Sistema de Tránsito del Condado de Milwaukee, y su experiencia demuestra cuán surrealista puede ser la vida de un conductor de autobús.

Ella sabe quiénes son sus pasajeros habituales, y cuando vio a un par de extraños caminando por la acera, supo que algo muy malo había pasado.

Sus instintos maternales gritaban “peligro” y sabía que tenía que actuar rápido.

Sistema de Tránsito de Facebook/Condado de Milwaukee

Jeannie estaba conduciendo por la Ruta 35 cuando sus agudas habilidades notaron que algo andaba mal en las calles de Milwaukee.

Vio a dos niños pequeños caminando por la acera, y parecían estar solos. La pareja caminaba de la mano, pero parecían muy asustados. El niño tenía apenas un año, y fue un milagro que su hermana “mayor” pudiera mantenerlo de pie.

No había otros adultos alrededor, y Jeannie sabía que había algo más en esta historia. Inmediatamente detuvo el autobús, abrió la puerta y le preguntó a la niña si estaban perdidos.

“Cariño, ¿adónde vas? ¿Con quién estás?”.

Increíblemente, el autobús estaba equipado con un sistema de cámara que tenía sonido, por lo que captó todo el encuentro.

Captura de pantalla a través de YouTube

Ella continuó presionando a la niña de 5 años para obtener respuestas. ¿Con quiénes estaban y dónde vivían? Jeannie esperaba que no huyeran o que se enfrentara a una situación más peligrosa.

Estos preciosos niños vestían con gruesas chaquetas para protegerse del frío y la lluvia. ¿Cómo es que están solos?

Captura de pantalla a través de YouTube

Aunque se supone que los conductores no deben abandonar el autobús a menos que estén en un descanso, Jeannie sabía que el bienestar de estos niños era la máxima prioridad.

Rápidamente se desabrochó el cinturón de seguridad y se acercó con cautela a los niños. Necesitaba que supieran que no era una amenaza, ni una “extraña”.

Para mantener a los niños a salvo y calientes, Jeannie decidió traerlos a bordo y llamó a la policía para que se dieran cuenta de lo que estaba pasando. 

Cuando las fuerzas de seguridad llegaron, descubrieron que los niños habían decidido abandonar a su niñera. No está claro por qué la niñera no los estaba cuidando.

Sin embargo, los niños sabían que un pariente vivía cerca, y estaban tratando de llegar hasta allí, pero se perdieron. La policía pudo localizar a su madre que estaba muy preocupada.

Captura de pantalla a través de YouTube

Jeannie estaba feliz de ayudar a la mamá de estos pequeños, y sabe exactamente lo que se siente al tener un hijo desaparecido.

Hace 15 años, su hijo, que entonces tenía 5 años, desapareció durante 12 horas. Aunque no parece mucho tiempo, cuando eres madre de un niño desaparecido, ¡incluso un minuto es una eternidad!

Afortunadamente, una extraña ayudó a traer a su hijo a casa. Parece que la historia se está repitiendo, solo que esta vez Jeannie fue la extraña que ayudó.

Fuente: captura de pantalla YouTube

videoPlayerId=d1f24d5c7

Ad will display in 09 seconds

De: hearteternal

Share