El amor es atemporal, no conoce límites ni fronteras y siempre se manifiesta de una forma inexplicable. En las siguientes escenas conocerás la dulce historia de amor entre un hombre y una mujer, que por circunstancias de la vida, no pudieron expresar cuánto se amaban.

Pero que el destino termina por darles una oportunidad de la manera y en el momento más inesperado.

Un día un joven encuentra en la calle una billetera y revisa su interior esperando encontrar alguna información sobre alguna dirección que le ayudara a encontrar el dueño, sin embargo mientras revisaba sólo encontró 3 dólares y una carta vieja.

La carta parecía haberse escrito hacía 60 años. El joven la leyó para ver si encontraba la información que buscaba pero solo pudo notar que se trataba de una carta en la que se especificaba las razones de una ruptura amorosa de una mujer llamada Hannah e iba dirigida a un hombre llamado Michael.

El joven con la carta en la mano hizo lo que estuvo a su alcance para encontrar al destinatario y fue entonces cuando fue a parar a una casa de retiro en donde estaba alojada Hannah.

Tan pronto llegó se encontró con una dulce mujer de cabellos plateados que se sintió compungida tras mencionarle la carta que había encontrado.

Ella señaló que amaba a Michael Goldstein y que para entonces tenía tan solo 16 años, pero que su madre había prohibido cualquier tipo de relación con su amado. En el recuerdo de Hannah solo había quedado la imagen de un hombre maravilloso y encantador.

Hannah añadió algunas palabras, dijo que nunca se había casado señalando que para ella solo Michael alcanzó sus expectativas. Solo le quedó por decirle que si lo encontraba le dijera que aún pensaba en él. Se despidieron y antes de salir del recinto un guardia le preguntó al joven.

“¿Pudiste hablar con la anciana?” Le dijo que sí, que por lo menos tenía un nombre, pero que aún le faltaba encontrar al dueño de una billetera. Al enseñarsela, el guardia la reconoció y dijo que le pertenecía a Mike Goldstein, un hombre que se alojaba allí mismo en el octavo piso.

Lo que pasó a continuación, ciertamente nos relata que el verdadero amor nadie ni nada es capaz de separarlo.

Mira el vídeo para conocer cómo termina la historia y que hubiera hecho tu si hubieras sido Hannah cuando era joven.

videoPlayerId=829f5d803

Ad will display in 09 seconds