Es fácil esperar lo peor ante una nueva situación. Por ejemplo, si es tu primer día en una escuela nueva o en un nuevo trabajo, puede que te preocupe cómo te irá con tus nuevos colegas, o si vas en una montaña rusa, puede que incluso te preocupe si se caen las vías. 

Aquí te presentamos un momento aterrador en el que Christopher Jones tuvo una convulsión justo después de saltar de un avión y luego estuvo los siguientes 30 segundos inconsciente en caída libre. Lo cual es lo peor que puede pasar, excepto que el paracaídas no se abra.

El dramático incidente, que tuvo lugar el 14 de noviembre de 2014, fue grabado en vídeo por el maestro de Christopher, que afortunadamente pudo alcanzarlo y tirar del cordón de su paracaídas.

Fuente: ViralHog

Las imágenes muestran a Christopher, de Perth, Australia, saltando del avión. Al principio está bien, pero cuando su instructor le indica que gire a la izquierda, está claro que algo va mal y el entonces joven de 22 años rueda sobre su espalda.

El incidente fue grabado por la cámara del casco del instructor Sheldon McFarlane, en YouTube, Christopher describe el incidente como “posiblemente el momento más aterrador de mi vida”.

Christopher, que sufre de epilepsia, había querido ser piloto, pero debido a su condición no podía serlo, así que pensó que un salto en paracaídas era lo mejor. No había tenido una convulsión en cuatro años y su médico autorizó que saltara.

“Siempre quise tener la sensación de volar, así que pensé, considerando que no puedo volar un avión debido a mi condición, pensé que podría intentarlo”, dijo a ABC News.

Fuente: ViralHog

Por aterrador que parezca, su instructor nunca se preocupó de que Christopher estuviera en peligro porque había dos dispositivos de activación automática que se habrían desplegado automáticamente. Sin embargo, quería asegurarse de que la situación estuviera completamente bajo control.

“En ningún momento me preocupó que fuera a golpear el suelo sin un paracaídas, pero por las circunstancias y el lugar donde estábamos, pensé que sería mejor activar el paracaídas”, dijo McFarlane.

“Logré atraparlo en mi segundo intento y desplegar su paracaídas”.

Christopher recuperó el conocimiento a unos 1000 metros de altura y pudo aterrizar perfectamente.

¿Tienes una historia parecida? Cuéntanos. 

videoPlayerId=5717b0068

Ad will display in 09 seconds

De: ladbible