El asedio de Leningrado estuvo lleno de tragedias, por lo que se ganó su lugar en la historia como uno de los conflictos más sangrientos de la Segunda Guerra Mundial, sucedió cuando la Unión Soviética luchó contra el ejército alemán invasor.

Millones de personas perdieron la vida en la carnicería y algunas reliquias de la guerra aún perduran en las zonas circundantes.

Este video muestra a una de esas reliquias perdidas que ha sido descubierta en un lago, un Bf-109G2.

Según leyendas locales, este Bf-109G2 fue derribado sobre el lago congelado en 1944. El piloto se fue antes de que el caza se estrellara en el hielo. Al año siguiente el lago se deshielo y fue tragado por las aguas turbias.

Fundación Alas de la Victoria

“El cristal de la cubierta de la cabina del piloto en el lado derecho está perforado. La parte plegable de la linterna de la cabina, el tablero, la mira, así como las armas en el avión ya no están, fueron desmanteladas por las fuerzas enemigas durante la guerra”, comentó Fundación Alas de la Victoria.

Las zonas más bajas, arraigadas en el barro, presentan una mejor conservación que la parte superior, oxidada y cubierta de conchas. Este caza fue extraído con éxito del lago y trasladado al Museo Técnico Vadim Zadorozhniy para su inspección y posible restauración.

Fundación Alas de la Victoria

videoPlayerId=f48521bd0

Ad will display in 09 seconds

De: worldwarwings