Un cachorro mimado disfruta de su tiempo en el salón, sonriendo y manteniéndose muy quieto mientras el peluquero lo convierte en una bola de nieve perfecta en este adorable video.

El pelaje blanco y esponjoso del perro fue recortado en forma circular por un peluquero en Singapur, casi como una escultura hecha de nieve.

Te puede interesar:

videoPlayerId=e18642ebc