Uno de los sonidos más dulces (y más adictivos) del mundo es la risa de los bebés. 

Steven Bentham, el padre de Texas, Estados Unidos, está de acuerdo con esta afirmación. No solo su hijo, Stevie, es la cosa más linda de la Tierra, sino que sus risitas podrían hacer sonreír hasta a la gente más gruñona. No es de extrañar, entonces, que Steve esté más que feliz de participar en la actividad favorita de su niño pequeño: “tocar” la batería.

Verás, a Stevie le encanta su batería de juguete. Lo que más le gusta es cuando su padre lo toma de la mano y lo ayuda a marcar el ritmo. El pequeño se divierte tanto que no puede contener su alegría, estallando en carcajadas. Steve quiso compartir esta adorable reacción, así que grabó una de sus sesiones y subió el material a Instagram.

En el video, vemos a Steve usando los brazos de su hijo para tocar un ritmo mientras cuenta: “Uno, dos, uno, dos, tres, cuatro”. El niño ya está riendo con deleite.

Miles han visto el video de Steve y no pudieron evitar resaltar lo especial del vínculo padre-hijo.

“¡Simplemente encantador! No hay nada más dulce que la risa de un niño jugando con su padre”, escribió un usuario.

Steve ciertamente se cansará de escuchar los sonidos de la batería, pero nunca se cansará de escuchar la risa de su bebé. Y los momentos divertidos como este con su padre, son algo que el niño atesorará para siempre.

Te puede interesar:

videoPlayerId=67e03855d