Los padres saben que no es tarea fácil hacer que un bebé se quede dormido. Es difícil hacer que se duerman, especialmente cuando están de mal humor y se niegan a cerrar los ojos. Es por eso que a menudo los padres abandonan el convencionalismo y traen nuevas técnicas para que sus hijos tengan dulces sueños.

Haz que tu bebé se duerma con el relajante sonido del agua. No hay nada más relajante que el sonido del agua que corre. Es ideal para la meditación, la relajación, el yoga, los masajes, los tratamientos de spa, e incluso para dormir un bebé.

Las imágenes muestran a A’mire, una bebé de tres semanas de edad, que se tranquiliza cuando escucha el sonido del agua.

Es increíble la rapidez con la que esta técnica funciona, tranquiliza la mente y ayuda a que el cuerpo se relaje. Eso es exactamente lo que pasó con este bebé. El llanto se redujo gradualmente y poco después la adorable bebé estaba dormida.

Te puede interesar:

videoPlayerId=c368517a6