Cuando Amber Cornelius, de 27 años, se estaba preparando para su gran día, quería hacer algo especial con su padre, algo que nunca olvidarán.

En lugar del tradicional baile padre e hija, optaron por algo mucho más personal. Ya que ambos tenían una gran pasión por la música, ¿por qué no interpretar una canción juntos, en lugar de simplemente bailar?

Pero esta novia de Fresno, Ohio, Estados Unidos no sabía lo especial que sería su actuación. Menos de un mes después de su boda, a su padre de 55 años, Dave, le diagnosticaron una forma muy agresiva de cáncer.

Menos de cuatro semanas después de la boda de su hija, Dave comenzó a experimentar una serie de dolores de cabeza severos y después de la consulta de un médico, se descubrió que tenía varios tumores cancerosos creciendo en su cerebro, pulmones e hígado.

Su último diagnóstico lo ha hecho perder la capacidad de caminar, pero Amber observa que aún no ha perdido su sonrisa.

videoPlayerId=af5a2f86e

Mi padre me miró al día siguiente y me dijo: “Le di al miedo unos 10 minutos para que se asentara y no dije nada más. No temeré esto, lucharé contra ello”, dijo Amber.

“Se ha sometido a una extensa cirugía cerebral y radioterapia, pero sigue siendo el paciente con cáncer más alegre e inspirador que jamás haya visto”.

“Sin embargo, se las arregla para mantener una sonrisa en su rostro, día tras día. Él es realmente algo especial, es seguro decir que su espíritu inspirador nos ha llevado a cada uno de nosotros a través de este viaje”.

Te puede interesar:

videoPlayerId=c5fa85452