A ciencia cierta, no se sabe cuando la vida va a traer una gran oportunidad, y por la misma razón es importante saber cuándo una situación requiere de perseverancia y determinación para llegar hasta esa anhelada respuesta que despeja el camino de problemas.

La historia que te contamos a continuación refleja la importancia de ser perseverante y tener dedicación en los momentos que traen mayores dificultades, pues no se sabe si luego de un periodo de intenso trabajo se esté por llegar a descubrir los resultados o frutos.

Como se señala en el video compartido por Historias cortas para reflexionar, la historia nos sitúa en medio de los días de la fiebre del oro, cuando un hombre comenzó una ardua labor de minería con la promesa de encontrar grandes yacimientos de este mineral.

Tan pronto obtuvo la licencia se fue directamente cargando el pico y la pala a trabajar, para su fortuna, pasaron sólo unos meses y encontró una veta de oro pero para seguir encontrando la cantidad alojada en aquel yacimiento requería de maquinaria para seguir excavando.

Por lo tanto avisó a algunos parientes y conocidos sobre el hallazgo y entre todos pudieron conseguir el dinero necesario para comprar la maquinaria y luego la enviaron directo a la mina, entonces el hombre acompañado por su tío regresó a la mina y luego pudo extraer el primer carro con mineral.

Cuando lo enviaron a un fundidor se encontró que eran poseedores de una de las minas más ricas sin embargo una vez que los taladros siguieron perforando pero no encontraron más vetas de este preciado mineral.

pero lo que no sabían es que a unos metros de profundidad se encontraban más reservas, ahora te invitamos a ver el final de la historia y descubrir lo que pasó con esta mina rica en oro.

videoPlayerId=099821b25

Fuente del video Historias cortas para reflexionar / YouTube

También te puede interesar:

videoPlayerId=c26065e10