En esta época, con todas las revelaciones sobre embarazos que hay por ahí, solo tienes que ser creativo. Por lo general, todo lo que necesitas es que salgas y lo digas, pero ¿dónde está la diversión, verdad? Además, solo tiene que ser una sorpresa.

Zac y Nicole esperaban el nacimiento de su primer bebé y decidieron sorprender a los padres de Zac de la mejor y más relevante manera.

El padre de Zac es un gran aficionado a la pesca y su mamá lo apoya en el pasatiempo, así que en la mañana de Pascua, la futura mamá de 26 años de edad preparó a los desprevenidos abuelos algunos regalos únicos y personalizados para poner en sus canastas de Pascua.

Cada uno de ellos recibió un señuelo de pesca con una etiqueta de metal que decía “Pronto llegará un nuevo compañero de pesca”.

La idea era sólida, pero tal vez no tan relevante cuando se presenta en una canasta de Pascua.

videoPlayerId=26979ed71

Las reacciones fueron contrastantes por decir lo menos. La abuela reconoció que era, de hecho, un señuelo de pesca, mientras que el abuelo no era tímido para mostrar cuán confundido estaba con el regalo.

“No lo entiendo”, dice, lo que recibe una respuesta igualmente confusa de su hijo “¿Cómo no lo entiendes?”.

La abuela fue más rápida para resolver el enigma de sus regalos, cuando de repente se dio cuenta, “¡Dios mío! ¡Está embarazada!”.

El ataque de risa que dura un minuto demostró que la idea fue bastante divertida, especialmente con la forma en que el abuelo se demoró ¡para darse cuenta de lo que estaba pasando!

¡Eso fue asombroso!

Te puede interesar:

videoPlayerId=32e95fae8